28-4-2019, 9:35 h. - ID. 27
k-ant NOARTISTA
Cualquiera puede ser artista, un albañil, un oficinista, un ministro, un bedel, un niño, una niña o un anciano/a, pero sí considero que sólo unos pocos/as están tocados con una mirada especial que les permite aceptar otras miradas diferentes, otros puntos de vista respecto a lo que aman: sus obras y el Arte que les permite hacerlas. Sólo ésta cualidad “especial” es la que les proporciona a estos artistas el desapego necesario respecto lo que aman (el Arte) para aceptar que otras miradas, extrañas o diferentes, se acerquen a sus obras y así sean descritas, comentadas (no destruidas) y entendidas por miradas que se rigen según parámetros que escapan de la comprensión del propio artista. Este doloroso desapego hay quienes lo han llamado “toque mágico” y otros “pequeño toque de locura”, yo considero que es imprescindible para tolerar lo desconocido, lo nuevo.
Lo normal es que quienes aman algo lo vean perfecto a sus ojos y, por tanto, no admiten la crítica ni las miradas extrañas que tratan de explicarlo bajo sus principios, no atacarlo, el problema es que este amor te acostumbra a una mirada única a la que le resulta extraño (y amenazador) lo desconocido.
Este concurso no está creado para este tipo de personas, sino para aquellas otras que he mencionado antes que poseen esas mirada especial “mágica” o con un “toque de locura” que les permite negar durante un momento aquello que aman para aceptar otras miradas diferentes.
Debes comprender esto antes de participar en este concurso, de otro modo estás participando en el concurso equivocado.