31-5-2020, 18:58 h. - ID. 210
k-ant NOARTISTA
Gracias Eli por participar.
Debo decir que siento identificado el espíritu de estos certámenes de Arteporhabichuelas con tu obra. Con este nombre traté de representar, con cierta ironía, la necesidad que nos obliga a los/as artistas a convertir en dinero nuestras obras para poder llegar algún día a vivir de ellas, que es el sueño de muchos/as artistas, vivir de nuestro arte. Esta es la realidad en la que vivimos la mayoría de artistas, pero también es la realidad en la que vive la mayoría de la población mundial obligada a convertirse en artista de la supervivencia, inventando nuevas formas de conseguir dinero, trabajo, que nos permita escapar un día más del furgón de cola de la sociedad, la pobreza. No sólo la pobreza espera a quienes no consiguen saltar a ese tren de la economía que cada vez va más rápido, sino también la marginación, la soledad y la locura son muchas veces los castigos que esta sociedad nos tiene preparados para quienes no han podido o no han querido formar parte del tren de la economía globalizada. Un sistema hecho a medida de los vencedores de la economía, plenos de ideales, humanistas de postín, prestamistas de los países pobres de los que obtienen recursos y mano de obra barata a precio de saldo, países en los que no importa tanto que se cumplan esos derechos humanos. Ningún presidente de ninguna multinacional va a acercarse a preguntarle a alguno de esos olvidados de la economía, marginados de la sociedad, qué piensa del mundo y si debería hacer, como presidente, algo por cambiarlo.
Tampoco va a venir ningún funcionario del mundo artístico a preguntarnos a los artistas de Arteporhabichuelas, que no hemos conseguido ganarnos la vida con nuestro arte, qué pensamos del arte o cómo pensamos que debería ser el arte. Tanto el presidente de la multinacional como el funcionario del mundo artístico saben perfectamente lo que deben hacer, continuar alimentando las fantasías de ese mundo que tantos beneficios les ha proporcionado, el Arte y la economía van de la mano y el funcionario artístico se va a cenar con el presidente de la multinacional, no se preguntan ¿qué es el arte? ni tampoco ¿qué es la economía?, lo tienen muy claro, tampoco nos lo van a preguntar a nosotros/as, ¿por qué lo van a hacer, es que les va a proporcionar eso algún beneficio?.
A mí tampoco me va a proporcionar ningún beneficio saber la respuesta, pero quería saberla, por eso existe este certamen. Como sigo soñando con ganarme la vida con mi arte adjunto mi obra de la serie mensajes “No sé qué pintar para que una galería se fije en mi obra”.