21-5-2020, 15:39 h. - ID. 205
Santiago Tartaglini Mandile
Basada en mi propio personaje, Salat, un demonio de la rebelión contra el cielo, con una amplia trama detrás como un ser antagónico con apariencias múltiples según la época.
La escena es simplificada pero expresiva en cuanto a la reflexión acerca del sentimiento de encierro y soledad, cosas que hasta seres míticos pueden sentir en un desasosiego.

Si bien la cuarentena nos llevó por un sentido de aislamiento, aburrimiento y (en mi caso) estrés excesivo, yo lo tomo también como prueba de cómo podemos explotar nuestras capacidades, por ejemplo, esta es una de las primeras obras digitales que hice, ¡y la hice en mi teléfono! A mi me impresiona el hecho de no haber necesitado equipo excesivo para ello, aunque mi dedo cada día está más entumecido.

Finalmente les dejo mi Instagram donde tengo varias ilustraciones:
https://www.instagram.com/mandi.s.t/