1-5-2020, 11:44 h. - ID. 175
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar Jaime, muy interesante tu reflexión sobre el panorama artístico y cultural de nuestro país.
Adjunto a este comentario mi obra “Pinto otra vez lo mismo de siempre a ver si le gusta a los de siempre y me llaman de alguna galeria”.
El postmodernismo nos ha conducido a un estado de perfección y gracia en nosotros mismos y en nuestro amado señor el neoliberalismo con su ley única, la ley de la selva empresarial.
Este nuevo orden de perfección nos ha proporcionado todos los altares que necesita la nueva sociedad. Todos ellos con sus panfletos perfectamente documentados y descargables mediante suscripciones o payperview, todos con sus sellos de calidad, disponibles al mejor postor, para pasar siempre por caja.
El cantante se alegraba en su canción de que los filósofos ya no brindan con cicuta, pero parece que no ha caído en la cuenta de las nuevas tácticas de tortura del neoliberalismo, la prisión, el bloqueo internacional, los préstamos a las naciones con deuda perpetua, un pequeño olvido del artista que hace su canción más entretenida pero que al resto de artistas nos pesa como una losa de terror.
Lejos quedaron aquellos tiempos cuando la “Bola de cristal” nos aconsejaba dejar de ver la tele para no convertirnos en borregos, ahora no hay resquicio para la crítica, ¿quién se va a atrever a decir nada con este panorama?. Pongamos la tele y convirtámonos en borregos y ay de quien no lo haga. Si la bruja Avería levantara la cabeza la meterían en prisión inmediatamente.
¿Qué obra cabe hacer en el Arte actual?, es muy fácil, sólo tienes que poner la tele y escoger la chorrada artística que prefieras, el vacío es la consigna, el Arte nos regala una caja de rotuladores o una caja de bright light para pintar otra versión de las meninas, ¿qué más podemos pedir?. Puedes tomarte los analgésicos que quieras en todas sus formas de aburrido empalagamiento, Netflix, Top de YouTube, la 2, la 1, las meninas con luces, los museos de los cortesanos, tienes donde elegir para ver lo mismo de siempre, pero no se te ocurra decir nada nuevo.
Hemos aceptado todo lo que nos han dado a comer, no hemos apagado la tele ni un segundo, hemos admirado y adorado todos sus dioses, en especial la pela. Ya no hay sitio para pensar en nada nuevo, hemos aprendido la lección, por fin nos hemos convertido en los borregos de los que nos prevenía la Bola de cristal, esos que tanto agrada al neoliberalismo, vamos a encender la tele a ver quien está hoy de moda. Mañana cambiará la cosa y serán otras ideas a las que aplaudir y otros famosos a los que admirar, pero la tele siempre tendrá que estar encendida porque cada día que pasa pensar está menos de moda. Yo creo que lo van a prohibir, es más, creo que ya lo han hecho.