12-4-2020, 18:38 h. - ID. 163
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias Mario por participar y compartir aquí tu reflexión sobre los espacios habitables, el hogar.
En el certamen anterior la artista Claudia Fernández Hoces nos propuso también algunas cuestiones sobre el concepto hogar:
¿Qué significa "hogar" para ti? ¿Es un espacio físico y delimitado, o es una serie de sensaciones exentas de localización geográfica?.
Podeis leer su intervención en el libro “En los límites del Arte” descargable gratis en esta misma web.
En aquella ocasión yo relacioné el concepto hogar con el de identidad, ya sea identidad territorial, nacional, creencias, o cualquier otro tipo de ideas de las que podemos sentirnos próximos y que, al reconocerlas como propias, las convertimos en rasgos que nos identifican y nos hacen diferentes de otras identidades.
En esta ocasión quería añadir también que, si el alimento es lo que garantiza nuestra supervivencia, el hogar, la vivienda, es lo que garantiza nuestra dignidad, es el mínimo imprescindible y necesario para sentir que tienes una vida digna, sin ese cobijo, sin esa protección te sientes abandonado/a, indefenso/a, como deben sentirse quienes viven en la calle o los/as refugiados/as. Por eso asocio también este concepto con el trabajo, pues en nuestra sociedad eso, y el dinero, son las únicas cosas que nos garantizan disponer de una vivienda digna. Pero vivimos en una sociedad piramidal, los que están en la cima tienen el poder y nos envían sus órdenes, y sus órdenes son sostener la pirámide de la economía a toda costa. El resto estamos obligados a trabajar para subsistir y quienes no pueden trabajar o no tienen acceso a un puesto de trabajo carecen de lo mínimo para sobrevivir. Crisis como la provocada por esta pandemia evidencian un sistema al borde del colapso, o colapsado hace tiempo desde mi punto de vista, pues está basado en una pirámide irracional que tan solo atiende a la lógica económica. Pero ese modelo piramidal y económico no es más que un fiel y artístico reflejo de la propia naturaleza humana basada en las desigualdades, unos territorios son mejores que otros, unos países son mejores que otros, unas identidades son mejores que otras, unas personas son mejores que otras, quien puede desea estar arriba, por eso el modelo económico ha triunfado en todo el mundo, el modelo del depredador, ser más y mejor que el vecino.
Yo no voy a cambiar nada, tampoco sé si algún cambio es posible, pues esa es la propia naturaleza del ser humano y la comunicación está basada en la autoridad que proporcionan esas desigualdades.
Adjunto a este comentario la misma obra que puse en la respuesta al comentario de Claudia, mi obra titulada “Citizen Toy”, un muñeco humano con traje blanco y accesorios de pintura para crear sobre él las identidades que cada cual considere más apropiadas según sus gustos y sus intereses.