22-1-2020, 2:26 h. - ID. 116
MARI GEMMA DE LA CRUZ
Las percepciones, exhibiciones y relaciones del cuerpo estimuladas por los medios imponen formas que se aproximan a los estereotipos ya estipulados y asimilados a los moldes Idealizados por la estética renacentista y por los estándares de la moral judeocristiana. Estos patrones son paredes que encierran todas las formas diferentes de ser y de relacionar con el otro.
El tríptico muestra cuerpos sin identidad y fuera de los estándares estéticos, donde el autorretrato es un no retrato reemplazado por el cuerpo sin vida e idealizado de Venus de Milo.