Certamen 2020 Arte por Habichuelas: "Miradas desde la cara oculta del Arte"

El certamen ha finalizado. Puedes descargar el libro-catálogo de este certamen en el apartado HISTORIAL Y CATÁLOGOS

Las entradas más recientes están al final de la página.

Pulsa AQUÍ para ir al final de la página v


Hay 31 participaciones

30-12-2019, 15:38 h. - ID. 99
ana pobo castañer
Todo depende de como se miran las cosas...y de la manera de pensar de cada uno


31-12-2019, 14:53 h. - ID. 100
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar Ana.
"Contenidos prefabricados, la pela manda":
Estoy de acuerdo contigo, pero sólo en parte. Estoy de acuerdo en que en el Arte hay diferentes miradas y formas de pensar, quizá tantas como personas existen. En los anteriores certámenes lo hemos comprobado en las diferentes definiciones de Arte y en los propósitos particulares que impulsan a cada artista a crear.
Pero existe un fac...tor más que interviene en el Arte: la comunicación. Sin ella la obra artística sólo existiría para el propio artista, para nadie más, en ese caso no existiría la comunicación. En mi caso todas las vías de comunicación que conozco (excepto ésta que me ha permitido llegar hasta ti) están intervenidas por los intereses de los medios. Esos medios filtran todos los contenidos de modo que sólo llegan a nosotros/as los mensajes que satisfacen los intereses de quienes dirigen esos medios, sobretodo son intereses económicos e ideológicos relacionados con fines políticos y financieros (económicos también).
Yo no soy el único que ha observado esa relación entre los medios y el mensaje, la famosa frase de Marshall McLuhan “El medio es el mensaje” sintetiza perfectamente esta idea.
Yo como artista, mejor dicho, como virus del Arte (tal y como me estoy empezando a considerar ahora) he llegado a la conclusión de que no importa lo que digamos, no importa nuestro discurso, ya que todo está dicho y puedes escoger cualquier opción de discurso que desees entre filósofos, poetas, cantantes, pensadores y artistas, todos al servicio de la pela, con esperanzadores y armoniosos discursos que amenizan las veladas de los empresarios y políticos de turno. Discursos que no dicen nada comprometido, ni compromete al que los escucha, o a quien los adquiere por un módico precio (o no tan módico), exhiben unas bonitas y estéticas ideas recortadas y pegadas de otros (los clásicos normalmente), que al estar descontextualizadas del momento para el que fueron creadas (para el que sí eran comprometidas), ahora no dicen nada importante, nada comprometido, pero como nos suenan tan bien esos discursos congelados y precocinados los consumimos con devoción, además porque no hay otra cosa para comer.
Como yo tengo claro todo esto me considero a mí mismo un virus del Arte, un error discordante entre toda esta maraña perfectamente orquestada por los propietarios de los medios que nos dicen lo que debe ser el Arte. De mi serie “Virus Artísticos”, que puedes encontrar en mi web www.k-ant.me y en mi libro “Obras del NOARTISTA k-ant” (todo gratis), he adjuntado mi obra “Pack Artist TOY” que ofrezco al mundo del Arte a cambio de una importante retribución económica, un muñeco artístico en el que se pueden seleccionar más de 200 discursos artísticos y otras opciones políticas a criterio del empresario o mecenas del Arte. Ellos ponen los medios y también eligen el discurso que más les complace, el “Artist Toy” amenizará sus veladas con simpáticos discursos vacíos de compromiso real y llenos de falsas reivindicaciones de las que los dueños de los medios nos salvarán como los auténticos héroes de masas que son.



1-1-2020, 10:32 h. - ID. 102
Mariano Luque Romero
El diálogo artista-espectador es la base del arte pero haciendo un poco de abogado del diablo se me ocurre que también están esas personas solitarias que hablan constantemente consigo mismas a veces se les llama locos, quizás exista un paralelismo en el arte. No podría estar más de acuerdo que hoy el medio es el mensaje y quizás también esa sea una forma de vaciar el diálogo artista-espectador de contenido. Quizás ac...abemos todos hablando solos.


1-1-2020, 11:1 h. - ID. 103
ana pobo castañer
Hoy en día todo es muy relativo....nada es lo que es....


1-1-2020, 19:4 h. - ID. 104
k-ant NOARTISTA
Hola Mariano, hay muchos conceptos interesantes en tu reflexión.
"Locura, artistas sin galería y escritores sin editorial":
La locura, relacionada con el Arte y la comunicación, es uno de esos temas que me parece interesante tratar aquí. Nadie quiere que le llamen loco ni tachen sus obras o ideas de locura, pero como descalificativo que es se utiliza profusamente en nuestra sociedad para describir a quien se apart...a de la norma, de lo convencional, de las cosas comúnmente aceptadas como ciertas y reales, cosas que (encima) van cambiando con el paso del tiempo y las modas. También depende de tu estatus, del poder que tengas y tus recursos económicos. Si eres un loco que quiere dominar el mundo, pero tienes grandes recursos económicos y poder, nadie te va a llamar loco, quizá visionario (tus adeptos) o megalómano (tus enemigos), pero siempre respetando tu imagen creada a base de inversiones y golpes de autoridad. Cuando no tienes recursos, ni una cuota de poder que repartir entre tus adeptos, pero sí algo que decir diferente de lo que todo el mundo espera que digas desde tu insignificancia (no te equivoques, sólo de la gente importante se espera escuchar cosas importantes, del resto de mortales sólo se espera que agachemos la cabeza y les riamos las gracias a los importantes) entonces tienes un problema, seguro te van a llamar loco por pretender ser quien no eres, o sea, decir cosas importantes siendo un don nadie (don nadie=loco).
No esperes que nadie te lo vaya a agradecer a menos que dispongas de cierta cuota de poder que repartir entre tus seguidores, sino lo tienes que te llamen loco es de las cosas más suaves que te van a llamar.
Yo, aunque he intentado timidamente comprar con mi escasa cuota de poder y recursos (amistades influyentes, mecenas, empresarios, etc..) mi lugar en el púlpito de los tipos geniales no lo he conseguido (o no me ha dado la gana de pagar el tributo) y por eso me tengo que quedar en el lado de los que no tienen poder para comprar su puesto entre la gente guay de este país, me tengo que quedar en el lado de los locos y de los que no tienen nada que decir (porque nadie nos va a escuchar).
La fórmula del éxito (y de las ideas y los tipos geniales) te la explico en mi libro “ERROR DE SISTEMA (Manual de NOARTISTA)”, como no quiero ofenderme demasiado a mí mismo llamándome loco me he comparado con un “error” dentro de un sistema (el sistema del éxito) en el que me considero una distorsión, más que nada porque tengo el loco propósito de intentar comunicar ideas en un sistema en el que las ideas están perfectamente repartidas y ocupadas, como explico en ese libro, si eres de las pocas personas que conozco que aceptan ideas de un loco (o un don nadie, que para el caso es lo mismo).
Hay más ideas que has apuntado y no quiero dejar pasar la ocasión de comentarlas. Has observado (acertadamente pienso yo) que si el medio se hace con el control del discurso del artista entonces este diálogo queda vacío a expensas de los intereses de los propietarios del medio. Intereses comerciales o ideológicos en algunos casos (no conozco ningún caso de nadie que defienda una ideología y que no tenga un interés concreto en que te la creas). Si consigues vender tus obras puede que alcances el éxito, pero no pidas a los medios que sustituyan el discurso que han utilizado para encumbrarte con tu discurso propio o diferente del que ellos han decidido para tu obra.
Yo opino que los discursos vendibles están todos decididos, son retóricos, no dicen nada comprometido ni te comprometen si los compras. Han sido cuidadosamente descontextualizados de cualquier reivindicación o compromiso que el artista haya tratado de incorporar a su obra (o escrito) mediante la descontextualización en espacios expositivos, exhibición en reportajes partidistas de la tele o catálogos y refritos actualizados al gusto de nuestro tiempo de clásicos de ayer y de hoy.
El catálogo de los discursos insulsos que tanto nos agradan es casi infinito, casi tanto como las formas verbales que saben utilizar los académicos para nombrar su propia excelencia dialéctica.
Yo no esperaría al futuro para contemplar a artistas y escritores hablando sólo consigo mismos, pues esa es la única posibilidad que nos ofrece esta comunicación que sólo existe para comunicar la nada a gigantescas masas de población ansiosas por descubrir nuevas formas de contemplar el vacío desafectado de cualquier compromiso.
Si tienes algo que comunicar estás perdido, a menos que aceptes bailar una estúpida danza de homenaje al vacío en honor a los dioses del verbo insulso, aunque también tienes alguna alternativa (pocas), quizá escribir en estos certámenes lo que piensas, aunque no te garantizo que nadie los lea, tampoco creo que podamos sacar un duro de aquí, a menos que algún avispado curador o comerciante de Arte descubra entre estas líneas material que convertir en dinero, eso tampoco nos garantiza que el discurso que se venda represente las ideas que aquí expresamos ni que seamos nosotros los que ganemos algún céntimo con su venta.
Ese discurso atípico, el de los locos, el de algunos artistas sin galería y el de los/as escritores cuyos textos no ha solicitado ninguna editorial, sí que tiene sentido para el propio artista, pero sólo cobra sentido para el público cuando alguien consigue convertir ese discurso en beneficio económico transformando eso que parecía un caos en la mente del artista en códigos de barras que puedan leer los lectores de tarjetas de los bancos, librerías, galerías y tiendas duty free del aeropuerto. Adjunto en este comentario mi obra titulada “Comerciante del caos” que representa esto mismo, aunque también dejo a la elección del galerista, que se anime a representarme, su significado a cambio de una suculenta comisión*.

*Dispongo también de más de 200 discursos, tan retóricos como vacíos, a elegir por los compradores de mis obras.



1-1-2020, 10:21 h. - ID. 101
Mariano Luque Romero
Sin título VIII-19. De la serie Paisajes vacíos. Temple sobre tabla. 2019.
Toda expresión artística es de un modo u otro un gesto político, un discurso que nos posiciona en nuestro entorno y le habla a los demás de nuestras inquietudes, pensamientos. Lo apolítico no existe en el arte tampoco.


3-1-2020, 19:39 h. - ID. 105
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar Mariano.
"Si tu baile no agrada a alguien importante lo tienes difícil para comunicar":
La política, como el resto de cosas creadas por el ser humano, tiene una función concreta e interesada: dirigir la voluntad de la población. Hay ideas y lugares que quedan fuera de su ámbito, simplemente porque no interesan, porque no se pueden materializar en votos ni en suma de voluntades.
La...s ideas que aquí represento puede que parezcan tener un signo político, pero al no tener el menor interés político ni social, no les sirven a nadie que busque un provecho, por tanto son ideas que sólo sirven al conocimiento y no reivindican ningún tipo de acción ni de orientación de ningún tipo.
Yo he creído ver un signo político en lo que escribo (he llamado a todas las puertas para intentar comunicar) pero esas opciones de comunicación politizada me han respondido igual que editoriales y galerías: con el silencio. Supongo que ningún sector encuentra la manera de sacar beneficio a mis ideas y obras.
Claro que en mis textos y obras hay ideas políticas, existenciales, humanistas y de todo tipo, pues el Arte es una metáfora de la vida, pero los lugares desde donde esas ideas pueden ser escuchadas están ocupados por las voces autorizadas por los propietarios de los medios (y no admiten crítica) porque esto les proporciona el adecuado disfraz de salvadores perpetuos de un mundo que (convenientemente para ellos) no tiene salvación.
Los conceptos que sí se nos permite utilizar son los virus, la basura, lo friki, la locura (por supuesto), el error, la imperfección, todo lo que a los medios no les interesa para vender sus brillantes productos de temporada. De entre todo los desechos hay uno que a mí me resulta especialmente interesante: El YO, lo que suelen llamar despectivamente "ego" (y prácticamente está prohibido su uso en la comunicación, como sucede con todos esos conceptos desechados), esas curiosas cualidades que he observado en el concepto "yo" las describo en el libro "Conversaciones sobre autenticidad y descontextualización en la obra artística moderna". El resto de términos perfectos ni los nombro porque ese honor sólo está reservado al comité de doctores de la perfección de la nómina de asalariados de los medios de masas.
Este es un país de loterías, o aspiras a convertirte en un funcionario vendedor de lotería (funcionario artístico, profesor o agente cultural) o eres un comprador de lotería que sueña con el gordo (artista). Somos un país de adoradores de la Fortuna más que de pensadores obsesionados por encontrar mensajes ocultos en nada. Cuando vemos un cuadro admiramos más el nombre del afortunado ganador de la lotería del Arte, que ya no tendrá qué trabajar más para ganarse la vida, que cualquier mensaje que se trate de trasmitir. El currículo del artista es una ristra de premios y pedreas que garantizan el éxito de la inversión de los posibles compradores y mecenas del Arte. Yo también juego a la lotería, pero como no me toca tengo que retirarme a mi rincón solitario donde pienso para mi mismo nuevos discursos con los que seguir jugando a la lotería.
Quienes habéis participado en estos certámenes tenéis muy claro para qué utilizáis el Arte, muchos y diversos son los propósitos de vuestras obras, pero al final siempre hay que pasar por caja y convertir en pasta nuestros sueños, nuestros ideales políticos o existenciales, nuestra mirada artística (a veces perdida en la luna), sino interesa al que pega los códigos de barra y el precio en nuestras obras entonces debemos volver a ese rincón de los discursos solitarios (de los locos, como quieras llamarlo, esos calificativos sí se nos permite usarlos), discursos para uno mismo, hasta que aprendamos a aplaudir a los afortunados ganadores, les riamos las gracias y, por supuesto, juguemos a ver si nos toca.
Este certamen es un limbo de la comunicación, en el que todos los mensajes son posibles, pero nos está negado comunicarlos, a menos que algún empresario (=medio) encuentre algún interés en ellos, es decir, que nos toque la lotería del Arte.
Muchas son las cosas e ideas que nos interesan a los/as artistas, pero sólo hay dos cosas que interesan a la comunicación: la pela y, sobretodo, el poder.



7-1-2020, 11:30 h. - ID. 106
JOSÉ LUIS
Thermomilitary, 2019. Fotografía con cámara thermica. 120 x 90 cm.


8-1-2020, 20:27 h. - ID. 107
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias José Luis por participar.
"Ideas, medicamentos y otros venenos":
Estos certámenes son un medio para expresar nuestras ideas utilizando el Arte como recurso. Si el Arte es una metáfora de las cosas de la vida podemos utilizarlo para hablar de esas cosas sin necesidad de nombrarlas, quizá así resulta más fácil hablar de esas cosas pues nadie se siente aludido a menos que resuelvas el enigma de la me...táfora, en cuyo caso es problema de cada persona sentirse aludido o no. Con este proceso desafectamos la idea de su realidad (la descontextualizamos) hecho que suele molestar a quienes sienten cierto compromiso con las ideas, pues esa descontextualización distorsiona en cierta manera la auténtica relación de la idea representada con la realidad y la convierte en algo más estético.
Eso hace el Arte, eso quiero hacer yo en estos certámenes. Parece algo cruel extraer la auténtica esencia de una cosa y convertirla en algo meramente decorativo, pero esto nos permite acercarnos a ideas, ideas algunas a las que en toda su crudeza nunca nos acercaríamos por resultarnos menos afines, pero que con esta descontextualización (la metáfora del Arte) se nos muestran más aceptables.
Una vez escuché a una filósofa que dijo que la razón es una enfermedad para el ser humano. Al principio me sentí molesto por esta afirmación, porque pensaba en todas esas ideas elevadas que mueven al ser humano, pero con el paso del tiempo he comprendido que eso puede ser cierto. ¿Acaso no lucharíamos por esas ideas elevadas?, ¿acaso no pensamos que nuestras ideas son la salvación del mundo y las del vecino son un veneno?.
Volvamos a la metáfora del Arte para explicar esto tan extraño y difícil de aceptar que digo (y que decía también aquella filósofa) sobre las ideas.
Todos/as los artistas que participamos en estos certámenes de Arte por Habichuelas tenemos nuestras propias ideas, quizá todas elevadas, de algún modo buscamos explicar el mundo que nos rodea (quizá salvarlo también, a nuestra manera, ¿por qué no?), pero esas ideas propias, elevadas, perfectas quizá a nuestros ojos, deben ser comunicadas, sino estaríamos en el caso del artista ocupado en un discurso solitario (la locura quizá) y estéril en su faceta comunicadora. Para que comuniquemos necesitamos un medio y ahí es cuando las ideas dejan de pertenecernos y abandonan la perfección que poseían en nuestra mente, entonces alguien debe encontrar un interés en esas ideas, ese interés puede ser propagar un mensaje político, entonces nuestra idea se convierte en un panfleto político con el propósito de mover la intención de voto de la masa, cuanta más gente mejor, puede también ser un mensaje ideológico de otro tipo con el propósito de convencer al público de algo, a cambio las personas convencidas de la conveniencia de estas ideas reciben la promesa de una mejora para ellas de algún tipo. Esto que parece muy abstracto es, por ejemplo, lo que implícitamente nos promete el Arte, que cualquiera puede llegar a convertirse en artista y vivir de ello, ese es el motor del Arte actual, una inmensa masa de artistas convertidos tanto en entregado público como en eternos becarios que mantienen vivo, con su ilusión, el mercado el Arte. Las ideas también pueden convertirse en beneficio económico a través de la publicidad, en ese sentido la publicidad está siempre atenta a las inclinaciones de los intereses de la población por determinadas ideas de moda para convertirlas en reclamo publicitario de cualquier marca. Algo parecido hacen los medios, actuando como marca publicitaria, simple buscan temas de moda en los que volcar sus contenidos prefabricados a la medida de esa demanda de la población.
Por tanto las ideas, en su materialización formal, en su comunicación, satisfacen determinados intereses, tanto de los medios como del público que las recibe, pues esas ideas transmiten promesas, que en la mayoría de las ocasiones son ficticias, depende de la intensidad del medio (su credibilidad) esas promesas son más o menos creíbles, por tanto las ideas que comunica aparecerán ante nosotros/as como ciertas, así como la mejora que prometen para nuestra vida resultará también creíble.
Entonces las comunicación es fundamentalmente un acto interesado, en la que el público además requiere sean satisfechas sus expectativas de ilusión y esperanza, caso de la promesa de convertirnos en artistas por parte del Arte, por ejemplo. Pero la vida está repleta de estas ideas sostenidas mediante promesas que deben ser alimentadas por el medio para mantener vivo el interés del público.
Es decir, todas las ideas, aun perfectas en su concepción (nuestra mente), en su materialización son interesadas y por ello ya no son las ideas que nosotros pensamos, sino nuestros propios intereses satisfechos son los que avivan a las imágenes ficticias creadas para nosotros según los intereses de los medios.
Por eso no utilizo términos sublimes, ni representas conceptos elevados, pues todos ellos han sido usurpados interesadamente por los medios con nuestra participación interesada, a cambio de la esperanza ser nosotros/as también partícipes en ese ideal de perfección, esperanza que nunca se verá cumplida a menos que los medios encuentren algún interés en que tú o yo participemos en su cuota del pastel de la comunicación (y de la perfección interesada).
La razón es un acto de poder, quien tiene el poder gana la razón que le permite definir el concepto que le interesa según sus propios intereses.
Si tratas ideas simplemente para alcanzar su conocimiento, lo que intento aquí, ningún medio encontrará interés en ellas, lo que equivale a una comunicación imposible, pero a cambio podemos materializar cualquier idea no interesada, para eso no necesitamos tener la razón en nada, ni ser perfectos a ojos de quien considere que sólo la gente perfecta puede hablar de conceptos perfectos, sino simplemente observar y tratar de comprender la auténtica naturaleza de las ideas.
Quizá podríamos comparar a las ideas con medicamentos, los cuales contienen también veneno que en la dosis correcta cura y mal utilizados provocan la muerte u otras enfermedades. Deberíamos administrar las ideas conociendo las consecuencias de aceptarlas (posibles efectos adversos), cuáles son los intereses que las han creado (¿quién se beneficia?) y el grado de ilusiones que nos prometen (¿para qué sirven?, ¿sirven realmente?).
No todo el mundo tolera por igual la misma idea, pero aún sabiendo esto nos son administradas por los medios de forma masiva porque interesa que cada sociedad enferme entera de lo mismo, aquello que interesa a los que dirigen los medios de cada sociedad, estamos obligados a aceptar sus ideas sin conocer sus efectos secundarios, si hay algo cierto en lo que prometen y hasta los intereses auténticos de quienes nos las administran nos son ocultados.
¿Acaso espera alguno de esos creadores de ideas que a partir de las suyas nosotros/as creemos las nuestras propias?, o que las cuestionemos, no ¿verdad?, lo que se espera de nosotros/as es que las aceptemos tal cual nos las ofrecen y, si es posible, las aplaudamos, pues se trata de ideas monolíticas, acabadas y perfectas a los ojos de quienes nos las administran al peso y sin receta médica.



9-1-2020, 20:9 h. - ID. 108
Alicia Marín Benedicto
He aquí una movilgrafía de mi pie pisando la facultad donde estudié, ha pasado tiempo, y pienso sobre mi mirada hacia esa especie de grupo artístico donde no estuve, mi pie emergiendo hacia ese vacío constante que nunca llena, pero al mismo tiempo tiene distinta forma según como mires.

Miradas que crean pensamiento.
Pensamientos que crean y parpadeas.




10-1-2020, 10:32 h. - ID. 109
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar Alicia.
"Nuevos medios y redes sociales, puede que la próxima gran revolución artística":
Hoy día cualquiera que desee artista puede serlo, podemos crear nuestros propios contenidos y comunicarlos, no es un sueño, y en el futuro todos/as tendremos que convertirnos en artistas pues no existirá ninguna otra actividad a la que dedicarse (puede que tampoco la de artista esté disponible)....
Si la revolución industrial de comienzos del siglo XIX vino acompañada del uso de la fotografía recién popularizada entre la burguesía de la época, porque abarataba los retratos, la nueva revolución tecnológica de la robótica y la inteligencia artificial nos abren la puerta de una nueva era en la que el conocimiento ya no es un signo de distinción, pues la tecnología nos lo sirve con un clic.
El impacto de la fotografía en el Arte fue brutal, tuvo que reinventarse a sí mismo y crear el Arte por el Arte, una nueva vía en la que el discurso propio de las nuevas técnicas pictóricas y narrativas que se experimentaban justificaban la existencia del propio Arte. A partir de la fotografía la representación de la realidad ya no podía seguir siendo su sustento, era necesaria esa reinvención de sí misma, lo que nos ha conducido a la época actual en la que todo parece tener cabida en el Arte, incluso lo experimental y diferente, expectación necesaria ante lo novedoso que explica la propia supervivencia del Arte moderno.
Opino que no cabe esperar ninguna novedad en los contenidos, tanto en Arte como en literatura (las Artes en general), sino que la verdadera revolución se producirá en los medios de comunicación.
Los medios actuales, internet y las redes sociales, nos permiten una distribución de nuestras obras más personalizada y menos masiva. Los medios masivos quizá tengan los días contados para los contenidos artísticos, puede que sólo se utilicen para transmitir información institucional, la que estamos obligados a recibir queramos o no, pero el resto de contenidos, que sí podemos seleccionar, serán accesibles a través de estos nuevos medios persona a persona. Cualquiera podrá ser artista sólo con desearlo, y la otra parte del mecanismo del Arte, la comunicación, nos la proporcionan estas nuevas redes sociales. El reto para el público consistirá en discriminar y seleccionar de entre el inmenso volumen de información (humano y artificial) el que realmente es apropiado para cada cual, ese será cometido de la inteligencia artificial, pues prácticamente todos/as los seres humanos seremos artistas creadores de contenidos propios, y además en la transición entre el modelo masivo de comunicación y el nuevo modelo persona a persona estaremos obligados/as a competir en calidad de contenidos (calidad entendida en relación a las ventas) con las casi infinitas creaciones de la inteligencia artificial.
¿Por qué va a suceder esto? Porque a pesar de que las líneas generales del nuevo modelo de comunicación están creadas, aún seguimos regidos por el modelo económico antiguo basado en el interés comercial, por tanto vale más lo que interesa a más gente dispuesta a pagar por esos contenidos, no lo que interesa realmente a unas pocas personas. La inteligencia artificial puede fabricar automáticamente contenidos que satisfagan este mercado comercial mejor que cualquier ser humano, esto ya lo hace la publicidad, se cogen las estadísticas de mercado y los índices de preferencias de los consumidores y con esos valores se fabrica un producto y una campaña dirigida a satisfacer esa demanda detectada. Ni siquiera se trata de fabricar algo que te guste realmente, sino de que lo compres porque está de moda y luego lo tires para comprarte otro más moderno.
La auténtica comunicación se producirá cuando cualquier artista creador/a pueda alcanzar a todo el público realmente interesado en su creación, mientras tanto seguiremos viviendo en la ilusión de la comunicación con unos medios de masas cuyo objetivo es satisfacer o crear mercados, y si es posible con infinitas secuelas rentables.



20-1-2020, 18:53 h. - ID. 114
k-ant NOARTISTA
El vacío que nunca se llena, la nada con diferentes formas, un Arte que se llena de miles formas para representar miles de discursos inventados o no, la descontextualización de los objetos de su uso original, ¿para qué sirven ahora?, son obras artísticas nos dice un agente cultural, ya no tienen un significado concreto, te lo puedes inventar o usar alguno que hayas encontrado por ahí, ¿qué importa?, a nadie le importa ...excepto a ti que eres también artista, te devanas los sesos pensando qué debe tener tu obra para estar ahí, ¿por qué esa obra y no la mía?, vuelves a casa pensando, ya lo tienes, es el discurso que estabas buscando, pero no funciona, te quedas fuera otra vez. De nuevo vuelve a ti ese vacío que nunca se llena, la nada con diferentes formas, ese Arte lleno de miles formas que representan miles de discursos ciertos o inventados, parecen llenarlo todo, las calles, los libros, las paredes, los monitores, todo parece estar dicho, pero el vacío aún sigue ahí, con diferentes formas, no las reconoces porque en esas formas que lo llenan todo no te encuentras a ti.


11-1-2020, 3:47 h. - ID. 110
EVA MARÍA RIVAS NÚÑEZ
Lo importante es participar


16-1-2020, 16:5 h. - ID. 112
Viriato Mojarrango Oviedo.
Tema: Amarás.
Lienzo: 22,5 cm x 30 cm.
Materiales: Pintura acrílica, lienzo sintético y pincel.
Autor: Viriato Mojarrango Oviedo. 43 años.
Presentación:
Expresión alegre y transformadora. Reflexión en lenguaje interno de la realidad que hace bien.
Proponiendo una mirada a lo esencial.
Conciencia y actitud activa hacia el mundo como un lugar valioso donde vivir.
Pregunta:
?Puede ser este cuadro... una reflexión ética sana con la necesidad de cierto desarrollo transgresor, de cierta transformación social?
Mi respuesta: Amarás.



19-1-2020, 16:23 h. - ID. 113
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar Viriato y aportar tu visión del Arte.
Juan Diego Botto dijo esta frase:
“La cultura es una forma de aprendiza­je social necesario; sino fuera útil habría desaparecido”.
Nada más lejos de mi intención que hacer algo que vaya en contra de esta cultura nuestra, por supuesto necesaria para establecer bases comunes desde las que la comunicación sea posible.
Dicho esto, y que ...quede bien claro que no reivindico nada ni reclamo ningún tipo de cambio social, sucede que para mí la comunicación es inviable desde mis contenidos.
Mis ideas son críticas, pues son fruto de mis observaciones propias de una realidad que nos ofrece una particular versión de todos los conceptos de forma interesada.
Si tu visión particular del mundo difiere de esta cultura social aprendida por todos/as nosotros/as tienes un problema, ese problema la sociedad puede llamarlo “locura”, pues cuando vemos algo que los demás no son capaces de ver la sociedad nos dice que estamos ante un claro caso de locura. No hace falta que te recuerde que muchas de las cosas en las que mucha gente cree ciegamente y ama profundamente están basadas en cosas que vieron personas en el pasado, y que, en su época, el resto de congéneres no creía, ellos creyeron ver cosas por las que pagaron con su vida (acuérdate de Sócrates y otros). Con el tiempo se han aceptado y se han integrado en nuestra cultura y nuestro aprendizaje social, pero para mucha gente no dejan de ser cosas indemostrables empíricamente, pues vivimos en una sociedad fundamentalmente científica en la que las religiones que creen en la intencionalidad de la creación del universo han sido desterradas y sustituídas por un nihilismo científico por el que nada tiene un propósito sino que es todo fruto de una serie de causas naturales que deben ser descubiertas y explicadas experimentalmente. Es decir, estamos aquí por nada y la nada es el propósito de nuestra vida. Ese es el fundamento de la creencia científica de nuestra sociedad actual, que convive secretamente (porque son incompatibles) con las creencias religiosas o espirituales de cada cual que promulgan una intencionalidad en la creación de nuestro universo de diferentes formas.
Todo esto te lo digo para explicarte que en cada sociedad, del presente y del pasado, lo evidente y real convive en igualdad de condiciones con lo indemostrable, que ha sido aceptado como cierto también. En su época Sócrates fue acusado y condenado a muerte por enseñar cosas que no se correspondían con los cultos oficiales de los dioses de la época, pero con el paso del tiempo el platonismo y el mito de la caverna han resultado muy propicios y conformes con las creencias religiosas actuales de nuestra sociedad. No te explico esto para compararme con Sócrates ni mucho menos, sino para demostrar que las “locuras” perseguidas y condenadas en unas épocas resultan aceptadas como reales en otras. En unas y otras épocas quienes deciden lo que es correcto (lo sano) son quienes ostentan el poder.
Esto nos interesa a los artistas para tener claro que desviarse de la vereda de lo que se considera apropiado y comúnmente aceptado socialmente te conduce irremediablemente por el otro camino de lo insospechado, lo que socialmente se considera “locura” porque no atiende a propósitos ni a intereses reconocibles socialmente.
Lo que socialmente está aceptado son los concursos, ese es el único medio que conozco para entrar en el mundo del Arte, eso y el dedo de los galeristas. Nadie te va a reprochar que te presentes a cientos, o miles de concursos intentando que en alguno se reconozca lo que tratas de decir con tu obra, o encuentren algún valor a lo que haces, eso es lo que socialmente está aceptado como camino único para convertirte en artista. Pero entonces ¿qué pasa con los millones de personas que quieren ser artistas o decir algo con su obra?, la repuesta está clara: sino interesa al mundo del Arte no se les considera artistas. El mundo del Arte debe reconocer algún interés en esas obras, normalmente el comercial. No hay más que rascar.
El problema lo tienen quienes quieren decir algo, quienes pensamos que tenemos algo diferente que aportar, o lo que tratamos de decir todavía está por decir, y nos encontramos con todas las puertas de la comunicación artística cerrada (galerías y editoriales) tenemos que buscarnos las mañas para que nuestras obras sean vistas y nuestros textos leídos, o nos convertimos en grafiteros o buscamos alguna alternativa estrambótica como estos certámenes en los que parece que un loco solitario escribe sus ideas en foros que nadie lee. No tengo más alternativa que hacer esto tal y como lo estoy haciendo, los libros que escribo a partir de vuestras observaciones sobre Arte tratan de temas muy concretos, yo no decido totalmente los temas que van surgiendo, sino que sois vosotros/as que con vuestras intervenciones conducís los temas que yo desarrollo desde mi punto de vista.
Para mí está claro, con las intervenciones que hemos tenido hasta ahora en este certamen, que el tema principal al que nos estamos refiriendo, y que probablemente sea el tema del posible libro que extraiga de aquí, es la locura.
La locura es un tema tabú en nuestra sociedad, pero nos referimos a ella con extraordinaria facilidad para calificar todo aquello que simplemente no nos gusta. Para mí sería mucho más fácil escribir mis ideas en un libro (las que a mí me apetezca) y dejar que una editorial se haga cargo de su venta y distribución, pero ese sueño sólo lo pueden cumplir los elegidos por el dedo mágico de las editoriales y galerías cuyos motivos para tomar esa decisión los describo en mi libro “ERROR DE SISTEMA (Manual de NOARTISTA)”, eso es lo que yo he visto que sucede a mi alrededor, te lo puedes creer o no, o creer lo que quieras, pero eso no quita que yo vea esto así y lo describa tal y como yo lo veo.
Que mi mirada le parezca a alguien insana, una locura, o como se quiera llamar sólo depende del criterio personal de cada cual, depende de su percepción de la realidad, que como he explicado antes está formada por algunas cosas racionales y otras muchas irracionales, pero aceptadas socialmente.
La vereda de lo que se considera sano en nuestra sociedad es muy estrecha, de hecho creo que simplemente no existe, porque en cualquier momento, aunque creas caminar por ella, quien decide con su dedo lo que está bien y está mal te puede señalar si perjudicas sus intereses y entonces colocar toda tu obra en la parte insana de la comunicación.
Yo no tengo alternativa para comunicar, si alguien cree que estoy loco por expresar mis ideas aún sabiendo que muy probablemente nadie las vaya a leer (o debatir) puede pensarlo. Aún así yo seguiré pensando que cualquiera de mis ideas locas tiene más sentido que una obra reconocida artísticamente puesta en ese pedestal con el dedo autoritario de alguna institución o curador. Eso nos pasa a todos/as los/as artistas, es lo que denomino autenticidad en la obra artística, que percibimos nítidamente en nuestra propia obra y que sólo somos capaces de apreciar en las obras ajenas por mediación de la autoridad. La autenticidad es un concepto que desarrollo en el libro “Conversaciones sobre autenticidad y descontextualización en la obra artística moderna”.



21-1-2020, 6:27 h. - ID. 115
Ana
Mi nombre es Ana Becerra, soy de Ronda (Málaga). Desde muy niña y gracias a
esas tardes de verano aburridas pude encontrarme con los álbumes de de mi
abuela. Me entretenía ordenando sus páginas por tamaños, género y mil detalles
más. Todo lo que suponía observar cada detalle.
Ya entonces, reveló en mi la diferencia entre la técnica de una foto realizada en un
estudio de fotografía y la sensación de ...transmitir una foto cotidiana. Fantaseaba
con la posibilidad de mezclar ambas sensaciones, técnica y cotidianidad.
Además de convivir desde muy niña en una casa enorme en la parte antigua de mi
ciudad, no sólo veía la grandeza de aquella casa sino los detalles de sus colores,
texturas, ambiguedad y toda una atmósfera que para mi era muy atrayente e
inspirador. Influenciada por estos dos pilares y por mi propia experiencia, me gusta
tratar mis imágenes, mundos paralelos y personajes oníricos y atemporales.
Me gusta insinuar, el misterio, inspirarme en la naturaleza, en las iglesias, las
pinturas renacentistas, la belleza de lo efímero. Que cada imagen juegue un papel
único.

www.anabecerra.com



22-1-2020, 8:29 h. - ID. 117
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar Ana.
Me parece muy interesante ese contraste entre la pulcritud de tu técnica fotográfica y la belleza de los retratos en contraste con las texturas desgastadas y el tratamiento envejecido de las imágenes, creo que consigues una atmósfera onírica con una especie de misticismo de lo cotidiano, un universo poético al que nos acerca aún más la introducción biográfica que has hecho aquí....
He navegado en tu web y me han parecido muy interesantes los cursos que ofreces de creatividad. Creo que es una opción muy creativa (valva la redundancia) para convertir en dinero algo tan etéreo y difícil de concretar como la creatividad, es un recurso que enlazaría con la convocatoria de Arte por Habichuelas anterior en la que se pedía a los/as artistas que explicaran la cualidad por la que piensan que su obra podría ser retribuída, a fin de cuentas vivimos en una sociedad en la que el dinero es necesario para sobrevivir y los artistas soñamos con poder vivir mediante la venta de nuestra obra. Te felicito.
He visto también que uno de tus textos mencionabas el hecho de que hoy día cualquiera puede hacer fotografías con su móvil, yo quería proponer otro tema para debate en este foro ¿puede cualquiera convertirse en artista haciendo fotos con su móvil, o vídeos, o cogiendo y reinterpretando cualquier imagen de internet, o escribiendo sus ideas o pensamientos en cualquiera de los millones de foros que existen?.
En este mismo sentido quiero llamaros la atención sobre el surgimiento de varias plataformas editoriales online que ofrecen a sus subscriptores catálogos con cientos de miles de manuscritos realizados por nuevos autores sin editorial (autoedición), que las editoriales convencionales tienen sus buzones de entrada de nuevos manuscritos abarrotados de peticiones y que apenas pueden competir con los grandes editoriales online y su casi infinita oferta editorial. Algo parecido sucede con el Arte.
La otra pregunta que quería lanzar para este debate entonces es la siguiente: ¿tiene cabida todo este inmenso flujo creativo, editorial y artístico, en el actual mercado literario y artístico?, ¿es posible que muchísimos futuros autores y creadores se queden sin público, es decir, que produzcan sólo para sí mismos?, ¿se convertirá todo el mundo en artista profesional ante la necesidad de crear un valor añadido en sus comunicaciones que les permitan destacar sus contenidos sobre los demás?, en ese caso ¿se convertirá el mundo en otra carrera por la comunicación, en la que todos/as estaremos implicados, en la que sólo los que consigan cierta cuota de seguidores será tenido en cuenta para aceptar sus contenidos?, ¿es posible que en este futuro que planteo, en el que ya nos encontramos, sea más difícil encontrar un lector o una persona receptora para una obra que crear esas obras?.



22-1-2020, 2:26 h. - ID. 116
MARI GEMMA DE LA CRUZ
Las percepciones, exhibiciones y relaciones del cuerpo estimuladas por los medios imponen formas que se aproximan a los estereotipos ya estipulados y asimilados a los moldes Idealizados por la estética renacentista y por los estándares de la moral judeocristiana. Estos patrones son paredes que encierran todas las formas diferentes de ser y de relacionar con el otro.
El tríptico muestra cuerpos sin identidad y fuera de lo...s estándares estéticos, donde el autorretrato es un no retrato reemplazado por el cuerpo sin vida e idealizado de Venus de Milo.


22-1-2020, 10:57 h. - ID. 118
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar.
Los modelos de belleza y perfección existen en todas las culturas, en unos casos se fijan más en un tipo de conductas y en otros casos, como la nuestra, ponemos el foco en la estética. ¿Qué es la publicidad sino un bello envoltorio al gusto de nuestra sociedad?.
No es mi intención cambiar eso, pero sí fijar la atención en el hecho de que ese modelo de belleza se ha convertido en ...un modelo para el resto de cosas de nuestra vida. ¿Qué quiero decir con esto?, que la belleza en sí misma no tiene una función, pero nosotros la hemos convertido en un modelo que lo resuelve todo, la hemos convertido en algo funcional. Te pongo un ejemplo, si yo tengo algo que contar y le envío mi manuscrito con mis ideas a la editorial "Venus de Milo" en la que el bello editor escoge sólo manuscritos de guapos autores, porque luego saldrán guapos en la foto de la contraportada y las fotos de las revistas del corazón quedarán divinas, entonces poco le va a interesar lo que cuente en mi libro, de hecho si carece de contenido mejor aún, en cambio, si el editor menos agraciado físicamente se dedica a leer los manuscritos que recibe, para mí su atractivo me traerá sin cuidado, lo que quiero es que decida según el interés que tengan para él mis ideas. Pero sucede lo del primer caso, aunque eso parezca una caricatura de nuestra sociedad resulta que vivimos precisamente en una caricatura en la que lo estético es un modelo existencial, no sólo de belleza y apariencia.
Esta sociedad no acepta ideas, sólo las ideas bonitas, las caras guapas y las cosas bonitas y estéticas. Ideas prefabricadas, consumibles y asépticas.
Cuando me refiero a belleza y estética incluyo toda una serie de cualidades que nos hacen friendly y perfectos y que están todas disponibles a un módico precio (sólo al alcance de unos pocos).
Las ideas que hay no admiten crítica alguna, ya son friendly, están muertas, son estéticamente perfectas y convenientemente bonitas.



22-1-2020, 15:41 h. - ID. 119
Claudia Fernández Hoces
Siempre he pensado que estamos desprotegidos como seres vivos. En cuanto salimos de nuestro hogar nos volvemos completamente vulnerables, mientras que muchos animales llevan su propia "casa" consigo a donde vayan.

Es por eso que mi producción artística consiste en proyectar mis seguridades interiores hacia el exterior, ya que el arte, en pocas palabras, es la respuesta corporal a la experiencia de lo cotidiano.
<...br>¿Qué significa "hogar" para ti? ¿Es un espacio físico y delimitado, o es una serie de sensaciones exentas de localización geográfica?


23-1-2020, 18:52 h. - ID. 121
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar Claudia.
Debo decir que yo no he tratado en mi obra el tema del hogar, pero como lo que no conozco me lo invento (artísticamente hablando) me he encerrado en mi laboratorio de experimentos y he mezclado los ingredientes que sí conozco: El poder, el dinero y el trabajo, trabajo entendido como esa obligación necesaria para garantizar nuestra subsistencia. Que conste que yo no tengo algunos de ...estos ingredientes, sólo los manejo experimentalmente y artísticamente en mi laboratorio. Lo que he obtenido quizá se parezca bastante a tu concepto de hogar y así podemos comparar las cualidades por las que tú preguntas. Se trata de la identidad, identidad de un pueblo, también conocida como identidad de una nación, que son las cosas, ideas, cosas culturales, territorios, lengua, moneda y cualquier otra cosa que te puedas imaginar, que tienen en común un conjunto de personas. Tú misma podrías crear esta identidad cogiendo cualquier objeto, real o imaginario, y atribuirle tantas cualidades mágicas o sobrenaturales como desees, después si aplicas una gran cantidad de autoridad (poder) esa identidad se volverá cierta para muchas personas. Como yo no dispongo de ningún poder no puedo crear una identidad o nación para que la veas, pero sí puedo crear este producto artístico: el Citizen Toy, un muñeco ciudadano que se puede adquirir por un módico precio (sólo al alcance de los más pudientes) para que quien desee, y pueda, crear su propia identidad-nación-hogar tenga un ciudadano. Lo tengo disponible con lengua propia, himno, constitución y bailes nacionales propios incorporados, aunque son totalmente configurables a gusto del comprador. Lo vendo con un juego de plantillas de objetos y sprays de colores para pintar la bandera y el traje nacional oficial a tu gusto, por eso entrego el Citizen Toy en blanco.


24-1-2020, 10:10 h. - ID. 122
Solange Jungers
Estoy trabajando sobre una serie cuyo propósito es preguntar si el artista es como un psicópata, necesitando hacer suya la realidad, sus modelos. Como los serial Killers, el artista inventa un proceso, busca sus "víctimas", les roba algo para su propio placer y, al final, mostrar al mundo su "crimen". El artista que usa un pseudo o solo pública en las redes sociales hasta puede esconderse y guardar secreta su verdadera ide...ntidad.
Me gustaría mandar aquí más imágenes sobre este tema.



25-1-2020, 6:11 h. - ID. 123
k-ant NOARTISTA
Hola Solange, quería preguntarte ¿te ves reflejada a ti misma en tu descripción del artista?, si es así te pido por favor que no seas tan dura contigo misma y que por favor suavices los términos en los que te refieres a ese colectivo. Estoy de acuerdo que la comunicación implica en cierta forma la competencia del modelo del comunicador con el del receptor, pero si este conflicto supone un sufrimiento tan grande como el q...ue expresas merece la pena interrumpir la comunicación, en ese caso yo no tengo ningún problema en cerrar este foro.
Si te refieres a mí en tu descripción debo decirte qué no estás en lo cierto respecto a lo que siento cuando expreso mis ideas, sufro con ello pues temo ofender a alguien, yo sólo deseo expresar la realidad tal y como la veo, no siento ningún placer al hacerlo, todo lo contrario. Aprovecho esta ocasión para pedir a quien se sienta ofendido por cualquier comentario que aquí aparezca que me lo comunique y yo me pondré en contacto con su autor para discutir la conveniencia de eliminarlo o incluso dar por concluido este certamen si es necesario. Pero debéis tener en cuenta la razón por la que existe este certamen, aquí expresamos nuestros propios modelos de realidad tal y como la vemos, si alguien se siente ofendido por ver expresada esa realidad podemos eliminar ese comentario, eso puede que haga más cómoda la vida de quien se ha sentido ofendido, pero os aseguro que hará más difícil la vida de quien ha sido silenciado porque, además de vivir en su cruda realidad, tiene que hacerlo en silencio porque su mirada molesta. Tened por favor en cuenta esto. Dicho lo cual este foro ha sido creado para expresar y conocer otros modelos de realidad diferentes de lo establecido, todas las opiniones son aceptadas, pero debemos procurar no ofender a terceros o a nosotros mismos más de lo necesario. Tratad de expresar ideas y comentarlas, debatirlas , pero no caigamos por favor en los descalificativos personales o de colectivos, como el artístico, porque si eso sucede consideraré cerrar este foro definitivamente, pues mi propósito es expresar ideas y debatirlas, no castigar a nadie.



25-1-2020, 6:59 h. - ID. 124
Solange Jungers
Hola todos, y sobre todo Kant
Lo siento mucho si os (te) ofendí. Claro que hablaba de mi propia relación al modelo o al sujeto de obras de arte. Yo también uso un pseudo (sjwordsinart) para mis trabajos de bordados (la primera imagen era un bordado).
Otra vez perdonadme si os ofendí.
Quiero destacar que ser artista es algo que no decidí sino algo que se impuso a mí. En el primer bordado escribo que "realmente ...necesito" tomar fotos y inmortalizar a mis sujetos.
En la foto que presento aquí, borde la palabra"boring" en el epidermis de mi palma. También ato fotos familiares de la misma forma.
No hablo de sufrimiento sino de esa pulsión que me empuja quedar horas en mi estudio dibujando, bordando, pintando...
Otra vez, perdón, nunca pensé que podrías sentirte ofendido. Y claro, me interesa mucho este foro, no lo cierres !



26-1-2020, 17:40 h. - ID. 125
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar Solange y por tus aclaraciones.
No hacía falta que te disculparas, pues representas las cosas tal y como las ves, es tu mirada propia. Quizá soy yo quien debería pedirte disculpas por aconsejarte cómo hacer las cosas, pero estamos aquí para eso, para confrontar nuestras realidades.
He visto tu y obra y creo que entiendo mejor la relación que estableces entre las imágenes y el concept...o de apropiación por parte del artista, quizá también apropiación de la realidad o de los propios personajes de los retratos.
Puede que te haya sorprendido mi respuesta a tus obras porque en mis escritos crítico la existencia de prejuicios en la comunicación, por eso quizá se pueda pensar que trato de derribarlos, pero no es así, solo trato de conocerlos pues los considero necesarios para establecer una comunicación. Sino existieran referentes comunes y límites pactados en la comunicación nadie se atrevería a comunicar nada, no podríamos hacerlo pues los modelos de realidad propios de cada persona chocarían siempre sino son aceptadas ciertas premisas comunes a la hora de comunicar.
Participa cuando quieras y por supuesto crítica mis escritos del mismo modo qué yo he solicitado explicaciones de tu obra, igual que tú me las has proporcionado yo aclararé también los aspectos de la mía que cualquier persona considere deban ser explicados.
Un saludo



27-1-2020, 20:17 h. - ID. 126
Conjuntos Empáticos
En numerosas ocasiones hacemos referencia a los espacios de encuentro como entornos convergentes o circulares, en los que los usuarios pueden aglutinarse y establecer vínculos visuales, verbales, etc. No obstante, reivindicamos la línea como espacio a recuperar de movimiento y acción, capaz de reunir diversos usos que no giren entorno únicamente al de caminar o correr. Esto es, Orange is the new line.


29-1-2020, 7:47 h. - ID. 127
k-ant NOARTISTA
Gracias por participar Conjuntos Empáticos.
Aprecio vuestra iniciativa como una vía de socialización y fomento de la creatividad.
Creo que es muy acertada esa comparación de la comunicación cerrada con el círculo y la necesidad de abrir nuevos caminos y explorar, la creatividad, la línea recta. Permitidme que contextualice esa comparación con el tema de fondo qué ha surgido en este foro: el mundo propio, la l...ocura (o creatividad) y la comunicación.
El círculo permite una comunicación plena, todo lo conocido lo contiene en su interior y lo que queda fuera simplemente lo ignora, no existe. La comunicación es plena porque todo lo que se puede comunicar ya se conoce, es una perfección estática, sin cambios, una constante, una comunicación total dentro de la monotonía de siempre lo mismo. En cambio la línea recta escapa, crea su único y propio recorrido, como el/la artista crea su propio mundo, su propia realidad a la medida de sus creencias. Quizá algún día seamos totalmente libres y podamos crear nuestro propio mundo, con normas diseñadas a la medida propia. Ese día será el fin definitivo de la comunicación. ¿Quién se atreverá a entrar en el mundo del vecino si nos vamos a encontrar una realidad con normas totalmente desconocidas, si se permiten hacer cosas qué en nuestro mundo propio están prohibidas y, aún peor, donde se nos prohíbe hacer lo qué en nuestro mundo particular está permitido?. El/la artista creador ya vive en ese mundo enajenado, su creatividad lo conduce en línea recta hacia lo desconocido, se separa del círculo donde todo era conocido y existía la comunicación, cuanto más se aleja de su origen mayor es la pérdida de referentes comunes con los del círculo. Multitud de líneas rectas escapando en todas direcciones que solo coinciden para chocar y descubrir que viajan sin rumbo en distintas direcciones, sin nada en común entre sí más que fortuitas colisiones en un universo de infinitas direcciones. La creatividad de la línea recta que conduce a la locura y a la incomunicación.
¿Qué hacemos, aceptamos la comodidad comunicadora y cerrada en la perfección del círculo o nos dejamos arrastrar por la creatividad desbocada de nuestro propio mundo en una línea recta hacia lo desconocido?.
Hay quien no puede elegir, pero para quien sí pueda hacerlo la naturaleza nos ofrece la solución: la espiral. Una extraña figura, quizá un círculo que se expande o una línea que se doblega con cierta cadencia hacia el círculo sin llegar a serlo.
Quien sea una línea recta, si lo intenta, puede doblegarse un poco hacia las condiciones que rigen la comunicación dentro del círculo, hacia ciertos convencionalismos del mundo, y el círculo puede intentar expandirse un poco más hacia lo extraño y desconocido para comprenderlo. Es una espiral que nos permite entender nuevos mundos, nuevas realidades, pero de forma progresiva, sin las colisiones trágicas entre líneas rectas, sin desperdiciar líneas perdidas en el infinito y permitiendo a esas líneas experimentar en cierta forma la comunicación. Que las líneas rectas aceptemos ciertas normas del círculo nos permitirá pertenecer a su geometría y pidámosle al círculo que tolere expandir su geometría fuera de sus límites. Convirtamos juntos las rectas y los círculos en una espiral que se expande hacia el infinito. El conocimiento es la vía que transforma lo desconocido en cierto y es el que ha permitido, desde el comienzo de los tiempos, crecer a la espiral de la humanidad.
un saludo



31-1-2020, 16:37 h. - ID. 128
blueart023
Aun no me acostumbro a la palabra artista. Desde latinoamérica todo parece muy lejano , muy disperso. Las nociones de identidad que confluyen entre lo mestizo , lo trans mestizo. En general trato de olvidar estos conceptos y construir una identidad nueva todos los días. Nature vs Nurture - no se pueden evitar las raíces, pero se las puede arrancar, pintar, usar, destruir, tejer y olvidar.
El arte es búsqueda, es u...n espejo moldeable .


1-2-2020, 18:22 h. - ID. 129
k-ant NOARTISTA
Muchas gracias por participar blueart023.
Llegado este punto de los certámenes debo dar parte de razón a aquella obra en la que se hace una comparación entre el artista y una especie de delincuente que perpetra un crimen, engañamos al público con nuestras imágenes para que se descubra finalmente que se trataba de mostrar una realidad diferente, propia. Yo creo que en el caso de esta comparación nos deberíamos refer...ir, más que a las imágenes, a las ideas. En ese sentido reconozco la ofensa y la dureza en mis textos y obras, representan ideas arraigadas en nosotros/as, ¿quién soy yo para definir el Arte, cuando cualquier artista tiene ya su propia definición?. Por eso la obra del artista que trate de representar o definir ideas de un modo propio, cualquier idea, se encontrará con el rechazo. Es como si estuviera prohibido tocar cualquier idea que exista en el mundo y dentro de nosotros/as. Ideas que nos impiden ser iguales y que nos diferencian en todos los aspectos. Estamos obligados/as a buscar a los semejantes a nosotros/as en ideas, no sabemos cómo ser iguales.
Las cosas del mundo tienen un apego inamovible con el ser, las cosas son lo que son, los países son lo que son, nosotros somos de esa o aquella manera, nacemos en esta o aquella familia, y las ideas no se deben tocar, si lo haces es a costa de un gran sufrimiento. Las cosas del mundo son de determinada manera y todo el mundo espera verlas así. Pero en el Arte sucede algo diferente y extraño, hasta cierto punto se puede fingir quien no eres, desmaterializar por un momento los vínculos de hierro que hay entre las cosas del mundo y las ideas que las representan, crear nuestras propias definiciones, algo totalmente prohibido en el mundo real. ¿Por qué hacer esto?, habrá quien quiera distraer por unos instantes al público para luego mostrarse a sí mismo, habrá quien sueñe con otro mundo y experimente sus ideas en la ficción artística, habrá quien se haya perdido en el caos de este mundo y sólo busque algún náufrago gemelo, quizá haya tantas intenciones como artistas, quizá busquemos todo esto a la vez, pero el caso es que el Arte nos permite jugar con una indeterminación de contenidos y al tiempo con nuevas visiones para objetos que ya existen. El artista entiende que las ideas del mundo son reales porque nosotros las vemos como tales no porque siempre hayan existido así. El artista juega por eso a materializar y desmaterializar imágenes, ideas, crea nuevas relaciones y significados que muchas veces sólo los propios artistas entendemos o creemos entender en el último lugar del mundo en el que aún queda alguien buscando algo diferente, quizá porque espera ser escuchado del mismo modo que nosotros/as esperamos ser escuchados/as y entendidos/as algún día por alguien.
En el primer certamen de Arte por Habichuelas, cuando trataba de presentar mi primera definición de Arte, alguien me preguntó si estaba tratando de apropiarme del Arte, yo le contesté que mi intención era sólo conocer, obtener el conocimiento del objeto observado, para que así perteneciera aún más a todo el mundo, pero ahora me doy cuenta que aquella persona estaba en lo cierto. Al crear nuevas definiciones de los objetos ya existentes esos significados desplazan a los anteriores, desmaterializamos así la realidad que ya ha sido aceptada no sin sufrimiento por parte del público, porque la gente no puede entender que dos definiciones convivan al mismo tiempo para un mismo objeto, el entendimiento humano concluye que una de ellas debe ser necesariamente falsa y la otra cierta para aceptar la definición cierta como única realidad posible, así vivimos en un mundo de realidades ciertas y únicas, no de incertidumbres. No somos capaces de entender, como sí se entiende de una extraña manera en el Arte, que esas dos definiciones para un mismo objeto no son más que puntos de vista diferentes, interpretaciones, no son el objeto real, quizá esa realidad auténtica de los objetos no lleguemos nunca a alcanzarla por mediar siempre la percepción subjetiva del ser humano en el proceso de entendimiento de las cosas del mundo. En el Arte la ficción, la mentira, lo cierto, la ensoñación, la creatividad y la locura conviven permitiendo al artista experimentar con todo ello, como no sucede en el mundo real pues en el mundo sólo lo considerado como real (una sola definición) es aceptado.
Por eso utilizo el Arte como objeto de observación, procurando no desviarme del Arte hacia otras ideas. Blueart023, has apreciado que las ideas a las que nos referimos aquí mediante el Arte no son las mismas que las implicadas en tu obra, quizá porque los referentes y las ideas en los que se basan son diferentes en cada lugar y en cada sociedad, pero el proceso de desmaterialización de la realidad que realiza el Arte es el mismo, pues siempre habrá ideas para explicar todas las cosas, aunque sean diferentes. En el Arte proponemos nuevas definiciones para las ideas que ya existían, nuevas miradas que afectan la realidad, la debilitan y la vuelven incierta. Hay quien utiliza el Arte para derribar la realidad existente y así ocuparla con sus propias ideas que le parecen mejores. Yo no pretendo hacer eso, no sé qué ideas son mejores que otras, sólo sé que el ser humano necesita tener como referente de su realidad ideas claras y concretas y en el proceso del conocimiento, con la sola mirada del observador, se resquebrajan los fundamentos de esa realidad observada.
Mi proceso de conocimiento del Arte llega a su fin, los certámenes de Arte por Habichuelas y los libros de NOARTE me han servido para establecer un proceso de definición y conocimiento de una idea, el Arte, que supongo puede ser extensible para el resto de ideas que explican las cosas del mundo, pero esta experiencia de conceptualización del Arte, de forma artística, me ha servido para representar la dificultad que implica la obtención de este conocimiento a través de las definiciones.
Por eso este último certamen lo considero una crítica, de los propios certámenes de Arte por Habichuelas y del proceso de redefinición del Arte, que supone el último paso. He sintetizado y representado este proceso en mi web personal www.k-ant.me donde recibo sugerencias, críticas y comentarios al respecto.



12-2-2020, 15:14 h. - ID. 130
Bea Bonduel
Llevar la vida cotidiana (sus objetos, sus materiales y sus vivencias y experiencias) al terreno del arte, y el arte al terreno de la vida cotidiana es una práctica que lleva ya algunos años vigente. Para mí todo puede (y debe) poderse extrapolar al terreno del arte, porque si lo cotidiano está de ese lado, del lado del "arte" se vuelve objeto de reflexión, y para mí todo es (y debe ser) "reflexionable".


25-2-2020, 20:58 h. - ID. 131
k-ant NOARTISTA
Gracias por participar Bea.
Todos/as pensamos, reflexionamos, yo creo que el ser humano es fundamentalmente una fábrica de ideas propias, pero sucede que no todas las ideas pueden ser comunicadas o tienen algún sentido (mejor dicho, algún interés) para el resto del mundo.
Las ideas más importantes ya han sido enunciadas, casi siempre a costa de enfrentamientos, también están perfectamente clasificadas para tú y y...o simplemente escojamos de entre las opciones disponibles la que más nos satisfaga.
Pero no comentes, critiques o inventes nuevas ideas. Eso no se nos permite.
¿Tú te pararías a escuchar a alguien que en medio de la calle se pone a gritar que ha inventado una nueva religión o que ha pensado en la solución para la economía mundial?, supongo que no.
Si tienes algún interés en esas ideas cogerás el periódico de economía de tu agrado o te dirigirás al lugar de culto que más te satisfaga esperando encontrar lo que todo el mundo encuentra allí, no esperas nada nuevo dirigido sólo a tí.
Durante toda nuestra vida nos convertiremos en defensores o detractores de ideas que ya existen, no esperes, ni nadie espera, nada nuevo.
Los lugares especiales desde donde se lanzan estas ideas están ocupados por personas escogidas para representarlas, se les supone una condición especial a esas personas. En el Arte, como en todo lo demás, aspiramos a ser distinguidos/as para acceder a ese lugar especial desde el que se puede comunicar, vivimos el sueño de la esperanza de ser elegidos/as para estar allí, porque sólo nos han enseñado a aceptar la comunicación vertical, a aceptar sólo las cosas que vienen impregnadas de autoridad, lo que procede de otro/a igual a nosotros/as lo ignoramos.
Yo no tengo ningún interés en crear ni ideas nuevas ni lugares nuevos de autoridad, por eso cuando he pensado que he conseguido materializar mi visión particular de Arte he sentido también la necesidad de desmaterializarla, por eso he dado por terminado el proyecto de definición de Arte y he recopilado todo el material en mi web para quien pueda tener interés en ese proceso de definición de una idea, el Arte.